Nuevo recorte a la UPR

Agosto 2018

Continúan los recortes a la UPR. Con un recorte de $41M para este próximo año académico, ya se ha reducido el presupuesto de la UPR que viene del fondo general del gobierno de $833M que era del 2013 al 2017 a unos $590M para este año fiscal, una reducción de casi un 30%. Según el plan de la Junta de Control Fiscal, esta reducción seguirá aumentando en los próximos años.

En varios recintos se han identificado estudiantes que no han podido matricularse pues entre el aumento de matrícula y los aumentos de otras partidas no pueden afrontar ese gasto. Muchos otros han reducido su carga académica para poder pagar el aumento. Con la reducción al presupuesto se siguen golpeando las condiciones de estudio y las condiciones de empleo de los empleados universitarios. El costo de la matrícula se duplicó, se redujeron la mayoría de las categorías de exenciones de matrícula a la mitad, se reduce la aportación patronal al Sistema de Retiro, lo cual pone en peligro su solvencia. Para el próximo año se reducirá la aportación patronal al plan médico.

En fin, la Junta de Gobierno de la UPR, el Gobierno de PR y la JCF, ponen sobre los hombros de estudiantes y trabajadores el peso de la crisis, así como se hace con el pueblo trabajador a nivel del país. Todo para poder pagar una deuda que no se ha querido auditar y desviar fondos públicos para pagar puestos y contratos escandalosos del gobierno y de la propia Junta de Control Fiscal.

Exenciones de empleados, cónyuges e hijos dependientes reducidas a la mitad

Para este año se reducen nuestras exenciones a la mitad, lo cual implica que tenemos que pagar el costo de la matrícula completa que correspondía a los costos del año pasado. La HEEND ha estado dando una dura batalla para defender las exenciones que son parte de su convenio colectivo. La APPU se solidariza con su lucha que también es nuestra. Increíblemente, la UPR firmó el nuevo convenio colectivo con la HEEND a fines de junio de 2018 y estipularon continuar con las exenciones. Un mes después de la firma del convenio, la Junta de Gobierno, encabezada por Walter Alomar, pretende violar este acuerdo y reduce las exenciones. Es una burla descarada al proceso de negociación, que se supone sea ley para las partes.

 Retiro

Conocemos las intenciones de Walter Alomar de eliminar el Sistema de Retiro de beneficios definidos y sustituirlo por un sistema de contribuciones definidas tipo 401K. Según el compromiso de la UPR de cumplir con la amortización cerrada a 40 años, la UPR debía aportar para este año unos $89M al Sistema, mientras que el plan fiscal aprobado contempla una aportación patronal mucho menor. Esto es una violación al acuerdo. La APPU discutirá este asunto con la Junta de Retiro y con las organizaciones participantes de nuestro sistema para tomar las acciones necesarias en defensa de nuestro retiro.

Plan de Garantía del Empleo Docente

El posible cierre de programas académicos en nuestros Recintos producto del recorte presupuestario, o en el caso del recinto de Utuado la reducción en el número de estudiantes, puede provocar que docentes regulares no tengan carga académica completa en sus unidades (sean departamentos o recintos). Para lidiar con este proceso, la Junta Universitaria aprobó la Certificación 47 que pretende regular traslados de profesores de unas unidades a otras. Sin embargo, esta Certificación viola disposiciones y derechos fundamentales de los docentes contenidas en el reglamento de la UPR, por lo cual solicitamos su derogación. La APPU elabora un Plan de Garantía del Empleo Docente que sea justo a la docencia y que se implemente de manera uniforme en todos los recintos para atender posibles reducciones en la carga académica. El mismo sostiene los derechos contenidos en la Ley Universitaria y en el Reglamento de la UPR. Durante las próximas semanas, estaremos discutiendo los detalles de este plan con nuestra matrícula en reuniones de los Capítulos de la APPU en los distintos recintos.

Docentes sin plaza

La soga parte por lo más fino, y ya cientos de docentes sin plaza han sufrido duramente los recortes presupuestarios. En algunos recintos han eliminado prácticamente los contratos a tarea completa, y en otros los han reducido grandemente. Muchos colegas docentes sin plaza incluso han perdido hasta contratos a tarea parcial. Es necesario seguir luchando por la creación de plazas en todos los recintos y, mientras tanto, la creación de un registro nacional de docentes sin plaza que reconozca los años de servicios de estos colegas. La APPU comenzará próximamente una campaña para la creación de plazas para combatir la tendencia a que cada vez tenemos menos nombramientos permanentes y probatorios, lo que lesiona a los programas académicos y afecta negativamente a los estudiantes que no consiguen sus cursos.

La APPU estará distribuyendo además un cuestionario para conocer mejor el perfil de los docentes sin plaza, y dar un nuevo impulso a la Carta de Derechos del Docente sin Plaza.

Les invitamos a participar de las reuniones capitulares al comienzo de este año académico.  

¡Les esperamos en las de su recinto!

CAMBIOS EN CUOTA MEMBRESÍA Y MÉTODO DE PAGO DOCENTES EN CONTRATO DE SERVICO A TAREA PARCIAL

La Asamblea General de la APPU, celebrada el pasado 16 de marzo de 2018, acordó reducir de $25.00 a $10.00 la cuota mensual de membresía a todo docente en contrato de servicio a tarea parcial. De esta manera, damos un paso más en el reconocimiento de la situación de los docentes en esta categoría, a la vez que garantizamos su acceso a los servicios que presta nuestra Asociación.

Debido a la naturaleza del contrato de servicio, particularmente a tarea parcial, muchos docentes han pasado por la experiencia de que la administración universitaria no les hace el descuento mensual correspondiente. Para atender este asunto estamos ofreciendo la alternativa de pago directo a través de la APPU.

Para comenzar con la cuota ajustada de $10.00 mensuales y seguir participando del Programa de Servicios APPU debe:

  1. Completar el formulario de Pago Directo-ACH y devolverlo a la APPU a la brevedad posible a través de Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    DESCARGA EL FORMULARIO AQUÍ

De tener alguna duda o pregunta sobre el formulario, o sobre el concepto de pago directo puedes llamar a nuestra oficina al  siguiente teléfono: 787-758-8232.

De igual manera puedes pasar durante horas laborables por las nuevas oficinas de la APPU Nacional ubicadas en la Calle Baldorioty 874, contiguo al Restaurante Mona Lisa en Río Piedras.

  1. Presentar evidencia de que es docente a tarea parcial con cualquiera de estos documentos: copia de contrato, certificación de empleo u horario de clases.

Método de Pago de Membresía Pago Directo - ACH

Este nuevo método de pago, será el método regular para el pago de membresía en el caso de docentes en contrato de servicio a tarea parcial.

También se hará disponible a todo docente APPU, sin importar su tipo de nombramiento, que prefiera acogerse a esta nueva opción de pago directo. Solo debe llenar el formulario de Pago Directo que se acompaña.

La situación por la cual atraviesa nuestra Universidad, y el país en su totalidad, no puede enfrentarse de manera individual: requiere de todos nosotros trabajar por nuestro futuro y el de nuestras familias de manera organizada. Agradeceremos tu pronta atención a este asunto.

APPU – Junio 2018

Fraude en UPRA y necesidad de Reforma Universitaria

APPU ARECIBO

10 julio 2018

El 14 de junio de 2018 se hizo público el Informe de Auditoría sobre la UPR en Arecibo de la Oficina del Contralor de PR relacionada con el proyecto Crece 21 ofrecido por la División de Educación Continua y Estudios Profesionales (DECEP). El periodo de investigación cubre del 1 de enero de 2010 al 31 de diciembre de 2013. El informe refleja en su primer hallazgo que hubo un “esquema de apropiación de fondos públicos y gastos extravagantes, excesivos e innecesarios incurrido por funcionarios de la UPR-Arecibo”.

Hubo intención de esconder gastos en ropa, perfumes, bebidas alcohólicas, entre otros, hechos a nombre del entonces rector de Arecibo y familiares suyos, y de la Coordinadora del Proyecto, entre otras personas. El documento establece que: “Con el fin de ocultar los gastos incidentales y los nombres de los funcionarios que realizaron los mismos, empleados de los hoteles, a petición de los funcionarios de la UPR-Arecibo, alteraron las facturas y los documentos justificantes de las mismas. Esto, para que la UPR-Arecibo pagara por dichos gastos.”  Como parte de la prueba se incluye un desglose de facturas y transacciones fraudulentas realizadas.

El 28 de marzo de 2018 una jueza determinó causa para juicio contra el entonces rector de Arecibo por 3 cargos, la coordinadora del proyecto por 18 cargos, la ayudante especial del entonces presidente de la UPR por 13 cargos, y el entonces rector de Cayey por 3 cargos. A la fecha del informe de la Oficina del Contralor, los procedimientos por fraude continúan ante el Tribunal de Primera Instancia.

Estos hechos son verdaderamente lamentables. El bochornoso esquema de corrupción no surge en el vacío. Lamentablemente estas situaciones proliferan cuando los nombramientos a los puestos se basan en criterios partidistas y se soslaya el mérito. Esto ha sido y sigue siendo práctica común en la UPR. Por ello tenemos que exigir una verdadera Reforma Universitaria que permita a los universitarios escoger a sus propios dirigentes. La misma debe incluir procesos de evaluación rigurosos por parte de la comunidad universitaria y la capacidad de remover dirigentes que se alejen de las aspiraciones de los universitarios. Si este hubiera sido el caso en el 2010, la persona que ocupó la rectoría de Arecibo en ese periodo y que le falló a la UPR-Arecibo, a la UPR y al país, jamás habría ocupado la posición que ocupó.

 

El doble discurso del nuevo presupuesto: dinero para la gerencia y crisis para la docencia

5 de julio de 2018

El pasado 30 de junio de 2018 la Junta de Supervisión Fiscal aprobó el presupuesto de la UPR para el año fiscal 2018-19. La JSF rechazó el plan fiscal sometido por la Junta de Gobierno, que a su vez había rechazado el que sometió el Presidente y que se discutió en la Junta Universitaria. El ente federal no solo determina la cantidad de dinero que recibirá la UPR del Fondo General del Gobierno, sino que pretende determinar en qué se gastará cada partida. No solo se viola la autonomía fiscal establecida en la Ley de la UPR, sino que se violenta además la autonomía académica y administrativa. Nuevos recortes y nuevos ataques a la comunidad universitaria son la orden del día.

Algunos elementos contenidos en este presupuesto, y que son cónsonos con lo aprobado previamente en el plan fiscal para la UPR, son:

  • aumento a $115 el crédito subgraduado y aumentos a créditos graduados

  • aumento a casi todos los servicios a los estudiantes

  • disminución a la aportación patronal al plan médico

  • aportación al Sistema de Retiro menor a la establecida para cumplir con la amortización de la deuda actuarial a 40 años, lo cual debilitaría el sistema

  • eliminación de exenciones de matrículas, entre ellas a cónyuges e hijos de empleados

  • eliminación del bono de Navidad

Además de estos elementos que afectan de manera directa el bolsillo de estudiantes, docentes y no docentes, está en planes el cierre de programas académicos a través de los once recintos.

 Acreditación en la UPR

Con este nuevo recorte al presupuesto de la UPR, ya se habría reducido un 30% del presupuesto que la institución recibía desde el 2013, año en que se congeló la fórmula a $833M. En los próximos años se pretende seguir reduciendo los fondos que recibe la UPR hasta bajarlo a poco menos del 50% de los $833M. El proyecto del gobierno para desmantelar la Universidad Pública sigue su camino. A los dos días de la certificación del presupuesto de la UPR por la JCF, la Middle States Commission on Higher Education (MSCHE) publicó un “Public Disclosure Statement” cuestionando si la institución tendrá los recursos necesarios para asegurar su estabilidad fiscal. 

La MSCHE mantuvo a los ocho recintos de la UPR en estatus probatorio y solicitó a los once recintos del Sistema un nuevo informe para septiembre de 2018 sobre el impacto del plan certificado por la Junta Fiscal en las finanzas y la reestructuración de la Universidad.

 

 

 

Nuevo Presidente, jugoso salario en tiempos de crisis

Ante este panorama, la Junta de Gobierno acaba de anunciar el nombramiento del nuevo presidente de la institución, el Dr. Jorge Haddock. Con un jugoso sueldo de $240,000 anuales y la adjudicación de una plaza de catedrático, el nuevo residente asumirá las riendas en septiembre de una Universidad en crisis provocada por el Gobierno y la JSF.

Nueva Oficina de Gerente de proyecto (Project Manager Office)

La Junta de Gobierno aprobó también la creación de una nueva oficina de manejo de proyectos a un costo de $10 millones. La creación de esta oficina es una exigencia de la Junta de Control Fiscal para todas las agencias. En medio de los recortes al presupuesto imponen más gastos de “gerentes” que bien podrían usarse para crear plazas y pagar lo que le deben a nuestro sistema de retiro.

Próximas acciones en defensa de la docencia y de la Universidad pública

La Junta Nacional y las directivas capitulares han estado reuniéndose para la elaboración del plan de acción que proteja nuestro empleo y las condiciones de trabajo del personal docente de la UPR. Próximamente compartiremos el plan con la membresía y nos estaremos reuniendo con la administración universitaria.  No esperaremos hasta que llegue el nuevo presidente en septiembre. En cada recinto estaremos trabajando por la docencia, por la UPR y por Puerto Rico.

 

¿Qué esperamos de quienes nos representan en los foros de gobernanza?

Junio 2018

Fue para mediados de la década de los 50 y principios de los 60, del siglo pasado, que en la isla se dio una amplia discusión a nivel nacional sobre la Universidad de Puerto Rico. Eran conocidas discrepancias surgidas entre el gobernador Luis Muñoz Marín y el presidente Jaime Benítez, en relación a los aspectos administrativos y de política pública de la institución. El mismo gobernador resentía de los poderes, casi omnímodos, de Jaime Benítez con los que administraba el primer centro docente del país. La realidad era que la universidad era dirigida como una finca privada del presidente. Era prácticamente unánime la crítica de que la institución se administraba de forma individual y sin brindar espacios de inclusión a los diversos sectores, en el proceso de tomar decisiones.

 

Es bajo la gobernación de Roberto Sánchez Vilella, que se aprueban las leyes 1 y 2 de 1966. Estas le otorgaban a la Universidad, cierto grado de autonomía administrativa y presupuestaria que, aunque no satisfacía plenamente las necesidades de la institución, muchos pensaron era un primer paso en la dirección correcta. Por medio de estas leyes, se crearon en la Universidad toda una serie de cuerpos o foros deliberativos, con el propósito de brindarles a los distintos sectores universitarios un espacio para que sus respectivos representantes formaran parte de la toma de decisiones institucional. La ley fomenta la democratización de los procesos en la institución, permitiendo que los representantes, tanto estudiantes como docentes, formaran parte de estos foros deliberativos. Si bien estos foros deliberativos han experimentado cambios con la creación de nuevos recintos, en lo sustantivo, continuaron siendo el espacio donde los representantes de diversos sectores llevaban su sentir, para influir de alguna forma en la toma de decisiones institucional.

 

¿Qué pretendemos lograr con esta representación en foros como los Senados Académicos, Juntas Administrativas, Juntas Universitarias y Junta de Gobierno?  ¿A que queremos aspirar?

 

La expectativa del claustro es que los docentes que asumen estos puestos electos se ocupen por representar la posición de las personas que les eligieron y no que se representen a sí mismas. Estos representantes docentes tienen que tener como primera prioridad el procurar comunicación con las personas que representan para conocer su sentir sobre asuntos sensitivos que en ocasiones les toca decidir.

 

En el pasado hemos visto las lamentables posiciones asumidas por representantes del claustro en la Junta de Gobierno justificando su renuencia a asumir las posiciones que los Senados Académicos han establecido a través de sus certificaciones. Recientemente tuvimos el caso de la votación en la Junta de Gobierno sobre el aumento en el costo de la matrícula en el sistema UPR y en el cual uno de los representantes Claustrales se abstuvo en la votación, alegando que no tenía elementos de juicio para emitir una votación a favor o en contra. Nuevamente nos preguntamos, ¿a que aspiramos cuando asumimos estos puestos? Con esta decisión se duplica el costo del crédito a nuestros estudiantes. Precarizamos aún más los niveles de pobreza existentes en el país, sobre todo luego del paso del huracán María que ha tenido un impacto devastador en decenas de miles de familias puertorriqueñas.  No tenemos duda de que este aumento tendrá el efecto de impedir que muchos estudiantes puedan acceder a la educación universitaria de calidad que ofrece la UPR.

 

No se justifica la abstención en una votación sobre este abusivo y desproporcionado aumento en el costo de la matrícula. Si un representante de la comunidad universitaria en la Junta de Gobierno no puede emitir un voto de defensa a la comunidad universitaria, tenemos que decir que esta persona no nos representa. Esta acción le ganó al Dr. Alan Rodríguez una expresión de repudio por parte de los estudiantes del recinto de Carolina, reunidos en la Asamblea Extraordinaria el 3 de mayo de 2018. Es inaceptable que en estas votaciones tan sensitivas se actúe contrario a los representados y se asuman posiciones personales. Lo que esperamos es que se consulte sin demora a la docencia y a las organizaciones que les representan. Debemos señalar, para mérito del profesor, que en la votación posterior en la cual se aprobó el aumento en el costo de la matrícula a estudiantes graduados, el voto suyo fue en contra.

 

La Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, creyente en los principios democráticos y transparentes, hace un llamado a nuestros representantes ante la Junta de Gobierno a que implementen TODOS los mecanismos a su disposición para recoger el sentir de sus “representados” en la comunidad universitaria.